4 agosto, 2015 Borja Núñez

si puedes soñarlo, puedes hacerlo.

Dejamos atrás 7 meses desde el inicio del año, y aprovechando que el calorcito y el periodo vacacional nos hacen sentirnos más optimistas, puede ser un gran momento para hacer balance de la situación.

Las últimas noticias económicas que nos llegan a los oídos, tienden siempre a ser positivas por estas fechas, siempre hay más contrataciones, más turismo, y a nivel personal, más tiempo y pequeñas o grandes escapadas lo que se traduce en un positivo aumento de endorfinas.

Desde hacía 7 años España no cerraba un año en positivo, en los últimos meses se ha creado empleo neto, y desde los organismos gubernamentales aseguran que, esta tendencia no cambiará.

Los últimos meses parecen especialmente boyantes, no tanto en resultados sino en lo que significan. El consumo interno (medidor psicológico de la economía del país) ha crecido a pesar de que las condiciones para ello no han mejorado sustancialmente. Esto significa que la población comienza a creer que el final de esta durísima recesión económica está llegando.

Este cambio en la mentalidad es mucho más importante de lo que parece, si hiciésemos un símil con un vehículo, este optimismo sería como el motor de arranque, sabemos que este pequeño motorcillo que se acciona al girar la llave, no mueve una pizca el coche, pero desprende esa chispa inicial que hace que el motor principal, el grande, el mercado, se ponga a funcionar.

Es la energía necesaria para aumentar la confianza, las oportunidades, emprender los sueños, y sobre todo, para que el dinero vuelva a dejarse querer por nosotros, porque hace algún tiempo, un profesor de economía nos explicó que el dinero es el gran cobarde del mundo, allí donde le ponen en duda, donde la gente no se fía de usarlo y donde se le zurra a impuestos el dinero desaparece, se escapa del bolsillo del pequeño y se esconde en el del grande.

Pero a la vez que es el gran cobarde, es el gran poderoso como ya nos contaba Quevedo, y sigue siendo el principal eje de nuestro mundo. Por ello, aprovecha este momento, de la sinergia que parece comienza a empujar del carro y lánzate a cumplir tus proyectos.

Siempre me ha encantado Paulo Cohelo, por ello cerraré esta entrada con una de sus frases:

“Solo una cosa vuelve un sueño imposible: El miedo a fracasar”

 

compártelo en tu red
Tagged: , , , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros (Google.com, Addthis.com, Linkedin, Facebook y Twitter) para que usted tenga la mejor experiencia de usuario en nuestra web y en terceras vía publicitaria. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Además podrá encontrar más información sobre nuestras cookies en los enlaces que existen en el pie de página.

ACEPTAR